Skip to content

Y yo con estos pelos…

octubre 8, 2013

Se acaba el verano… la playita, la piscinita, las vacaciones… y llega el otoño y con él viene el invierno, los abrigos, los jerseys y las bufandas, pero también las lluvias y un aumento de la humedad en el ambiente que nos puede llevar a mirarnos al espejo y parecer el mudo de los hermanos Marx, si vivimos en una zona de costa o donde llueva día si día también esto puede ser nuestro día a día, pero… ¿qué podemos hacer para luchar frente a esto?…

El encrespamiento o también llamado frizz se da por varias razones, una de ellas es la humedad, pero otra, a la que podemos poner remedio más fácilmente, es el cabello dañado o maltratado por el uso inadecuado de secadores y planchas de pelo o por el uso indiscriminado de tintes, esto produce una falta de hidratación y nutrición en el cabello y pierde su forma, ya que un cabello sano e hidratado va a definir más su forma, tanto si lo tenemos liso como rizado u ondulado.

frrrzz

Para evitarlo debemos limitar el uso del secador lo máximo posible ya que a corto plazo nos deja el pelo bien pero al secarlo favorece el encrespamiento, así mismo disminuiremos el uso de planchas y las utilizaremos con algún producto que nos proteja el cabello de las mismas. Suelen venir en forma de spray y van a disminuir estos efectos negativos que pueden tener las planchas en el cabello.

Plancha pelo Philips

Otro truco nos lleva al cepillo o peine que usemos, siempre es preferible utilizar cerdas naturales antes que las metálicas o plásticas que nos cargan el cabello de electricidad estática. Así mismo nos recomiendan no utilizar pinzas ni horquillas metálicas. Evitaremos frotar el cabello con la toalla ya que frotándolo contra él mismo podemos afectar a su estructura y dañar la cutícula, debemos realizarlo de una forma más suave como por ejemplo apretándolo con la toalla con pequeños movimientos para quitarle la humedad.

secador-pelo

Aumentaremos la hidratación de nuestro cabello utilizando champús y acondicionadores de calidad para cabello seco, evitaremos las bases lavantes fuertes que producen grandes cantidades de espuma, ya que esto seca nuestro cabello. Recuerda siempre que los jabones y champús buenos son los que no producen mucha espuma ya que tienen los denominados syndet o jabones sin jabón, más suaves para la piel y para el cabello. Por ello últimamente la gente veo que busca champús sin sulfatos, a lo que se refieren es a sin Lauril sulfato sódico, la base lavante más utilizada tanto en geles de baño como en champús ya que produce muchísima espuma. La función de la espuma es envolver a la suciedad y retirarla, esta espuma también envuelve la capa de grasa que protege nuestra piel y nuestro cuero cabelludo dejándolo expuesto a agentes externos que pueden llegar a agredirlo. Después de la primera guerra mundial se desarrollaron los syndet, jabones sin jabón capaces de espumar en agua marina, y fabricados sin grasas naturales que escaseaban. Estos jabones son mucho más suaves para la piel y no retiran toda la capa protectora que tenemos en la superficie.

Si queremos hidratar más nuestro cabello no basta con el champú, ya que este lo que va a hacer es que no se deshidrate tanto, pero al hacer espuma no deja un efecto remanente importante. Con lo que vamos realmente a tratar el cabello es con el uso diario de acondicionadores y utilizando una o dos veces por semana una mascarilla, podemos apoyar esto con sprays, serums o cremas sin aclarado anti-frizz. Como tratamiento de choque podemos utilizar a diario la mascarilla durante una semana si sentimos el cabello muy seco y después ya espaciar a una o dos veces por semana. La diferencia fundamental entre acondicionadores y mascarillas es la concentración de activos que tienen, por ello un acondicionador lo solemos dejar entre 2 y 3 minutos y sin embargo una mascarilla requiere al menos 5 minutos y podemos dejarla hasta 10 ó 15.

28780-z

Para evitar la deshidratación, sobre todo para cabellos teñidos, debemos mantener la cutícula del cabello cerrada. Ya sabemos que al teñir abrimos cutícula, quitamos color si es necesario, metemos color y la volvemos a cerrar. Pero normalmente no queda del todo cerrada y es por esto que el cabello teñido suele tener menos brillo que el resto, ya que no tiene una superficie uniforme lisa donde refleje la luz. Esto lo conseguimos sobretodo con sustancias ácidas, champús o mascarillas a base de cítricos para compensar el exceso de basicidad que queda el tinte tras teñir. Este producto es lo que contiene el típico sobrecito que te dan en el tinte para que te apliques después y te dejes unos 5 minutos para que te aguante más tiempo el color.

mascarillas-caseras-el-cabello-L-TQOJHi

Un último aclarado con agua fría ayuda también a cerrar la cutícula reduciendo la penetración de la humedad del exterior en nuestro cabello y dándole más brillo. He visto recomendaciones de último aclarado con vinagre o cerveza pero no me parece muy práctico ni cómodo.

mascarilla-para-el-pelo2

Últimamente se ven en el mercado más productos en forma de aceites para el cabello para nutrirlo, estos se suelen utilizar antes del lavado, se dejan unos 15 minutos actuar y suelen ir más concentrados, ya que un producto que dejamos en el cabello sin aclarado o un producto que tan sólo aclaramos sin enjabonar después no puede llevar tantos activos ya que nos dejaría un cabello con aspecto sucio. Entre los aceites más utilizados aquí vemos el argán, karité, cartamo, jojoba…

Sin duda mis favoritos para intentar no parecer el Rey León son los productos sin aclarado o leav-on, entre estos podemos ver serums, cremas, sprays… que ayudan a definir el rizo protegiendo el pelo de la humedad, ayudan a alisar el pelo, lo hidratan y nutren, lo protegen de tratamientos posteriores como secadores y planchas… En este tipo de productos intentaremos huir de las siliconas, ya que aparte de que existen bastantes casos de alergias a las mismas, estas básicamente lo que hacen es envolver al cabello como si de un film transparente se tratase y nos ayudan con el problema a muy corto plazo empeorándolo a largo plazo. Con este tipo de productos hay que tener cuidado ya que algunos tan sólo ensucian el pelo y no aportan grandes resultados, lo mejor es combinar una buena mascarilla con un buen producto leave-on.

Se recomiendan 3 alimentos para incluir en nuestra dieta y ayudar a combatir el cabello seco:

  1. Beber al menos 2-2,5 litros de agua al día, esto ayuda tanto a la piel como al cabello.

  2. Los frutos secos, ya que contienen gran cantidad de vitaminas del complejo B y ácidos grasos omega 3 que fortalecen y humectan el cabello favoreciendo la regeneración de las fibras capilares.

  3. Una alimentación rica en frutas y verduras aumenta la cantidad de vitaminas y antioxidantes en nuestra dieta ayudando a combatir los radicales libres y esto mejora la actividad de la fibra capilar.

          frutas-y-verduras Unknown-1

He encontrado algunas mascarillas caseras para cabello seco o maltratado y creo que os van a encantar, aviso que todavía no las he probado.

  1. Mascarilla anti-frizz de fresas. 2 fresas grandes, un yogurt natural, dos claras de huevo y dos cucharadas de miel. Primero batir bien las fresas y después mezclar con el resto de los ingredientes, dejar actuar 30 minutos y después aclarar con agua tibia.

  2. Mascarilla de aguacate. Mezcla una taza de mayonesa con medio aguacate hasta que quede una masa similar al guacamole, reparte uniformemente en el cabello y envuélvelo en un plástico o en una toalla caliente, deja actuar 20 minutos y después lávalo. Puedes realizarlo una vez por semana.

  3. Mascarilla al huevo. Mezcla dos yemas de huevo con dos cucharaditas de aceite de almendras hasta que quede una mezcla uniforme, reparte por todo el cabello y deja actuar unos 20 minutos y después lávalo.

  4. Mascarilla al huevo y limón. Mezcla un huevo con un yogurt natural y tres cucharadas de zumo de limón, deja actuar 20 minutos y lávalo.

  5. Mascarilla de aceite de oliva. Mezcla un huevo, una cucharada de aceite de oliva y mayonesa. Déjala actuar 15-20 minutos y después lávalo.

  6. Mascarilla a los cinco aceites. Mezcla una cucharada de cada uno de estos aceites: girasol, oliva, cartamo, cacahuete y almendras; llévala al fuego en un recipiente hasta que empiece a salir vapor, entonces se retira la mezcla del fuego para que enfríe, aplicamos y tapamos con una funda de plástico o una toalla húmeda y lo dejamos actuar 15 minutos y lavamos.

  7. Mascarilla de miel. Una cucharada de melaza o miel de caña, una yema de huevo y dos cucharadas de aceite de almendras. Mezclamos bien la melaza y el aceite y después añadimos la yema de huevo hasta formar una emulsión. Dejamos que actúe 15-20 minutos y retiramos con agua tibia.

  8. Mascarilla de plátano. Un plátano, medio aguacate y una cuchadara de aceite de almendras. Mezcla los tres ingredientes en batidora, aplicamos en el cabello y dejamos actuar 15-20 minutos, después lavamos.

miel_yogur_gacha_jajaja pure-platano-aguacate

Espero que os hayan gustado y que me comentéis vuestra impresión si las utilizáis.

Por:

Miguel de Juan Tendero

foto

Anuncios

From → Cabello

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: